Cuando se es un artista que empieza a dar sus primeros pasitos en el mundo de las exposiciones (como yo me veo desde hace unos años), es difícil saber cuál es el mejor sitio donde dar a conocer tu obra y cómo hacerlo. El mundo de internet es tan amplio y disperso que no sabes dónde enfocar tus esfuerzos (esto ya de por sí da para varios posts) y el mundo “real” (llamémosle así únicamente porque es físico, no por otra cosa) tan desconocido, que no sabes bien dónde encaminar tus pasos.

Hoy voy a hablar del que he denominado mundo “real” y las principales opciones que hay disponibles.

Yo he tenido la suerte de poder probar diferentes espacios de exposición y con diferentes organizaciones o personas, con lo que os cuento mi humilde experiencia durante varios años exponiendo y viendo exponer a una serie de amig@s con los que comparto esta pasión por la pintura y el arte en general. Por supuesto que son opiniones puramente subjetivas y basadas únicamente en mi experiencia y la de los que me rodean, por lo que puedo estar equivocada y pido disculpas por adelantado si es así. Estaré encantada de conocer otros puntos de vista y vivencias. Para esto estoy aquí, para aprender y aportar lo que yo creo mejor.

Primero es necesario determinar si lo que quieres es “vender como sea” o “darte a conocer” en el mundo del arte y por supuesto, con la finalidad de vender (está claro que no vivimos del aire).

Si lo que quieres es vender…
… puedes plantearte buscar tu hueco en diferentes lugares como por ejemplo:

1.- Mercadillos, mercados de artesanía y arte, etc.: Puedes buscar en tu ciudad y alrededores (según lo que estés dispuesto a moverte) convocatorias de mercados en los que pueda tener cabida tu obra. Siempre en las convocatorias hay email de contacto o teléfono para pedir información y poder participar en próximos eventos. Habitualmente se paga un precio fijo y no se llevan comisión de tus ventas, pero es importante aclarar este punto. Es recomendable llevar obra pequeña y fácilmente vendible, ya que nadie va a un mercado con la mentalidad de dejarse 500€ en un cuadro precioso o en meter en el coche un mural de 2×2 metros. En cambio un pequeño capricho sí que es probable que la gente se dé si se enamoran de tu obra, además de darte a conocer entre el público que se ha fijado en ti (siempre lleva tarjetas!!).

2.- Tiendas de arte de barrio, donde suelen además ofrecer otros tipos de productos y/o servicios como artesanía, muebles, enmarcado, etc. Son una buena opción, ya que normalmente se llevan un % de tus ventas y no supone un gasto previo. Algunas sí solicitan un alquiler de espacio y también un % de las ventas. Es cuestión que valores la visibilidad que le van a dar a tu obra y la publicidad que hacen de ella para decidir si merece la pena el desembolso o no.

Si lo que quieres es darte a conocer…
… hay muchas opciones muy variadas y, a mi parecer, cada una más compleja que la anterior. Intentaré hacer un breve resumen en este post y ya iré ampliando cada una de ellas en otros posts.

1.- Lo obvio, las galerías. Son una opción cara si quieres una galería para ti solo, ya que cobran por disponer del local y un % de tus ventas. Si tienes obra suficiente y financiación disponible, adelante, es la mejor forma de darte a conocer. Haz un evento de inauguración con el mayor número de gente posible y publicítalo todo lo que puedas, será un sueño hecho realidad (al menos para mí). Si no dispones de tanta obra o financiación, puedes unirte a alguna organización de artistas para compartir paredes y gastos, aportando así únicamente una parte del alquiler.
Importante, si no eres ya un artista reconocido, debes dirigirte a galerías que acepten obras de pintores nuevos o con poca experiencia. Es decir, debes buscar la galería en la que tú o tu grupo encajáis. En otro tipo de galerías, simplemente no van a aceptar la propuesta.
Este artículo sobre el alquiler de galerías es interesante: http://www.gmarticeballosart.com/2011/08/alquilar-una-galeria-de-arte/

2.- Lugares muy frecuentados por gente, tales como restaurantes, bares, hoteles, centros municipales, etc… Cada uno tiene sus condiciones, pero normalmente es una opción económica y con bastante probabilidad de venta si los precios no son desorbitados. Es importante que sepas qué tipo de gente acude a cada uno de esos lugares, ya que por ejemplo en un bar de copas de universitarios (por poner un ejemplo claro) no es probable vender una marina 🙂 En este ejemplo se ve muy claro, pero no siempre lo es tanto; es muy importante que analices la clientela del lugar elegido.

3.- Tener un marchante que crea en tu obra y busque lugares para que expongas. Esta persona se moverá por ti y buscará los mejores sitios para darte a conocer. Es muy difícil encontrar un marchante de verdad, ya que hay pocos y los que hay, ya tienen su cartera de clientes. No conozco ninguno, ni nadie que lo haya tenido, así que poco más puedo aportar en este aspecto.

4.- Personas u organizaciones que buscan lugares para artistas que expongan de forma colectiva. Normalmente cobran un fijo por obra a exponer y un pequeño % si vendes. Si deseas una exposición individual, también es posible, con el consiguiente incremento del desembolso. Se mueven mucho y conocen muchos lugares donde darte a conocer, incluso internacionalmente. Lo ideal es que el grupo que expone tenga un cierto nivel y de algún modo estén previamente filtrados para que la calidad de la exposición sea la adecuada.

En cualquier de los sitios en los que decidas exponer, piensa que siempre es más fácil hacerlo en grupo por la variedad de oferta y la cantidad de obras a aportar. Si decides hacerlo así, júntate con gente que tenga calidad en sus trabajos, aclara previamente las condiciones del acuerdo con el lugar que acoge las obras (por escrito) y no dejes de crear!! Feliz semana 🙂